Abraam

nombre propio masculino

Ἀβραάμ

[Abraám]

Abraham

Heb.  אַבְרָהָם [ 'Abrâhâm ], "padre de una multitud" [como sugiere la expresión árabe ruham, "gran número", "multitud"], lo que concuerda con la explicación que Dios dio al patriarca después de cambiarle su nombre: "Te he puesto por padre de muchedumbre de gentes" (Génesis 17:5).

73 veces



(1) Mateo 1:1
Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.

(2) Mateo 1:2
Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos.

(3) Mateo 1:17
De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce.

(4, 5) Mateo 3:9
y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras.

(6) Mateo 8:11
Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;

(7) Mateo 22:32
Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos.

(8) Marcos 12:26
Pero respecto a que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés cómo le habló Dios en la zarza, diciendo: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob?

(9) Lucas 1:55
De la cual habló a nuestros padres, para con Abraham y su descendencia para siempre.

(10) Lucas 1:73
Del juramento que hizo a Abraham nuestro padre, que nos había de conceder

(11, 12) Lucas 3:8
Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: Tenemos aAbraham por padre; porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras.

(13) Lucas 3:34
hijo de Jacob, hijo de Isaac, hijo de Abraham, hijo de Taré, hijo de Nacor,

(14) Lucas 13:16
Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?

(15) Lucas 13:28
Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.

(16) Lucas 16:22
Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.

(17) Lucas 16:23
Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

(18) Lucas 16:24
Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.

(19) Lucas 16:25
Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.

(20) Lucas 16:29
Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos.

(21) Lucas 16:30
Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.

(22) Lucas 19:9
Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.

(23) Lucas 20:37
Pero en cuanto a que los muertos han de resucitar, aun Moisés lo enseñó en el pasaje de la zarza, cuando llama al Señor, Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob.

(24) Juan 8:33
Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres?

(25) Juan 8:37
Sé que sois descendientes de Abraham; pero procuráis matarme, porque mi palabra no halla cabida en vosotros.

(26, 27, 28) Juan 8:39
Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais.

(29) Juan 8:40
Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham.

(30) Juan 8:52
Entonces los judíos le dijeron: Ahora conocemos que tienes demonio. Abraham murió, y los profetas; y tú dices: El que guarda mi palabra, nunca sufrirá muerte.

(31) Juan 8:53
¿Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham, el cual murió? ¡Y los profetas murieron! ¿Quién te haces a ti mismo?

(32) Juan 8:56
Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó.

(33) Juan 8:57
Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?

(34) Juan 8:58
Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.

(35) Hechos 3:13
El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad.

(36) Hechos 3:25
Vosotros sois los hijos de los profetas, y del pacto que Dios hizo con nuestros padres, diciendo a Abraham: En tu simiente serán benditas todas las familias de la tierra.

(37) Hechos 7:2
Y él dijo: Varones hermanos y padres, oíd: El Dios de la gloria apareció a nuestro padre Abraham, estando en Mesopotamia, antes que morase en Harán,

(38) Hechos 7:16
los cuales fueron trasladados a Siquem, y puestos en el sepulcro que a precio de dinero compró Abraham de los hijos de Hamor en Siquem.

(39) Hechos 7:17
Pero cuando se acercaba el tiempo de la promesa, que Dios había jurado a Abraham, el pueblo creció y se multiplicó en Egipto,

(40) Hechos 7:32
Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob. Y Moisés, temblando, no se atrevía a mirar.

(41) Hechos 13:26
Varones hermanos, hijos del linaje de Abraham, y los que entre vosotros teméis a Dios, a vosotros es enviada la palabra de esta salvación.

(42) Romanos 4:1
¿Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne?

(43) Romanos 4:2 
Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios.

(44) Romanos 4:3
Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia.

(45) Romanos 4:9
¿Es, pues, esta bienaventuranza solamente para los de la circuncisión, o también para los de la incircuncisión? Porque decimos que a Abraham le fue contada la fe por justicia.

(46) Romanos 4:12
y padre de la circuncisión, para los que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado.

(47) Romanos 4:13
Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe.

(48) Romanos 4:16
Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros

(49) Romanos 9:7
ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia.

(50) Romanos 11:1
Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín.

(51) 2 Corintios 11:22
¿Son hebreos? Yo también. ¿Son israelitas? Yo también. ¿Son descendientes de Abraham? También yo.

(52) Gálatas 3:6
Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia.

(53) Gálatas 3:7
Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.

(54) Gálatas 3:8
Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones.

(55) Gálatas 3:9
De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham.

(56) Gálatas 3:14
para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.

(57) Gálatas 3:16
Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente,la cual es Cristo.

(58) Gálatas 3:18
Porque si la herencia es por la ley, ya no es por la promesa; pero Dios la concedió a Abraham mediante la promesa.

(59) Gálatas 3:29
Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

(60) Gálatas 4:22
Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre.

(61) Hebreos 2:16
Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham.

(62) Hebreos 6:13
Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo,

(63) Hebreos 7:1
Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo,

(64) Hebreos 7:2
a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz;

(65) Hebreos 7:4
Considerad, pues, cuán grande era éste, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín.

(66) Hebreos 7:5
Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham.

(67) Hebreos 7:6
Pero aquel cuya genealogía no es contada de entre ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas.

(68) Hebreos 7:9
Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos;

(69) Hebreos 11:8
Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba.

(70) Hebreos 11:17
Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito,

(71) Santiago 2:21
¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?

(72) Santiago 2:23
Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.

(73) 1 Pedro 3:6
como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza.